+34 91 127 09 20 info@sternaabogados.com ES - EN

Spanish nationality Sephardic Jews

Application, procedures and requirements

La ley para adquisición de la nacionalidad española para sefarditas aprobada en octubre de 2015 abrió una vía específica para esta comunidad que previsiblemente se cerrará en octubre de 2018, aunque el Gobierno podrá prorrogar un año más su validez.
Por lo que ahora los judíos sefarditas disponen de tres vías para adquirir la nacionalidad española:
Ley 2015: para los sefardíes originarios de España que prueben dicha condición y una especial vinculación con España, aun cuando no tengan residencia legal en nuestro país.
Las dos siguientes serán aquellas que continuarán existiendo cuando se cierre el proceso de la ley de 2015.

La residencia: a los judíos sefarditas, independientemente de su nacionalidad, pueden solicitar la nacionalidad española tras dos años continuados, legales y anteriores a la solicitud. Es decir, primero deben tener la residencia legal en España.

La Carta de Naturaleza: los judíos sefarditas, independientemente de su nacionalidad, pueden solicitar la nacionalidad española por esta vía sin tener que reunir los requisitos de residencia.

Gracias a la ley de 2015, independientemente de cual vía escojas como judío sefardita, no perderás tu anterior nacionalidad con motivo de la adquisición de la española. Sin embargo, para poder solicitar por cualquiera de las tres vías, es imprescindible certificar el origen sefardí.

¿Quiénes son los sefardíes?

Se conoce por este nombre a los judíos que vivieron en la Península Ibérica y, en particular, a sus descendientes, aquéllos que tras los Edictos de 1492 que compelían a la conversión forzosa o a la expulsión tomaron esta drástica vía.

¿Y si soy judío sefardí pero no puedo probarlo?

Estas tres vías se aplican SOLO a los judíos sefarditas que puedan certificar esta circunstancia.

¿Y si soy de origines sefarditas pero no practico la religión?

La ley solo exige certificar el origen no la confesión religiosa.

¿Y si soy judío pero no sefardí?

Estas tres vías se aplican SOLO a los judíos sefarditas que puedan certificar esta circunstancia.

¿Cómo certifico que mi familia tiene orígenes sefardíes?

La ley establece que se valorará en conjunto 7 tipos de documentación:

  • (A)Certificado expedido por el Presidente de la Comisión Permanente de la Federación de Comunidades Judías de España.
  • (B)Certificado expedido por el presidente o cargo análogo de la comunidad judía de la zona de residencia o ciudad natal del interesado.
  • (C)Certificado de la autoridad rabínica competente, reconocida legalmente en el país de la residencia habitual del solicitante.

El interesado podrá acompañar un certificado expedido por el Presidente de la Comisión Permanente de la Federación de Comunidades Judías de España que avale la condición de autoridad de quien lo expide. Alternativamente, para acreditar la idoneidad de los documentos mencionados en las letras B) y C) el solicitante deberá aportar:

  1. Copia de los Estatutos originales de la entidad religiosa extranjera.
  2. Certificado de la entidad extranjera que contenga los nombres de quienes hayan sido designados representantes legales.
  3. Certificado o documento que acredite que la entidad extranjera está legalmente reconocida en su país de origen.
  4. Certificado emitido por el representante legal de la entidad que acredite que el Rabino firmante ostenta, efectiva y actualmente, tal condición conforme a los requisitos establecidos en sus normas estatutarias.
  • (D)Acreditación del uso como idioma familiar del ladino o «haketía», o por otros indicios que demuestren la tradición de pertenencia a tal comunidad.
  • (E)Partida de nacimiento o la «ketubah» o certificado matrimonial en el que conste su celebración según las tradiciones de Castilla.
  • (F)Informe motivado, emitido por entidad de competencia suficiente, que acredite la pertenencia de los apellidos del solicitante al linaje sefardí de origen español.
  • (G)Cualquier otra circunstancia que demuestre fehacientemente su condición de sefardí originario de España.
Certificar mi origen sefardí

Puedo certificar mi origen sefardí, ¿qué debería vía seguir?

  • Si tienes especial vinculación con España: la ley de 2015.
  • Si no tienes especial vinculación con España: La Carta de Naturaleza.

¿Qué es la especial vinculación?

De nuevo la ley propone diversas maneras de probar esta circunstancia que serán valoradas en su conjunto:

  1. Certificados de estudios de historia y cultura españolas expedidos por instituciones oficiales o privadas con reconocimiento oficial.
  2. Acreditación del conocimiento del idioma ladino o «haketía».
  3. Inclusión del peticionario o de su ascendencia directa en las listas de familias sefardíes protegidas por España, a que, en relación con Egipto y Grecia, hace referencia el Decreto-ley de 29 de diciembre de 1948, o de aquellos otros que obtuvieron su naturalización por la vía especial del Real Decreto de 20 de diciembre de 1924.
  4. Parentesco de consanguinidad del solicitante con una persona de las mencionadas en la numero 3) anterior.
  5. Realización de actividades benéficas, culturales o económicas a favor de personas o instituciones españolas o en territorio español, así como aquellas que se desarrollen en apoyo de instituciones orientadas al estudio, conservación y difusión de la cultura sefardí.
  6. Cualquier otra circunstancia que demuestre fehacientemente su especial vinculación con España.

Puedo certificar mi origen y mi especial vinculación, ¿algo más?

La ley exige superar dos pruebas, una de idioma (salvo que tu país de origen tenga por lengua oficial el español) y otro de cultura (CCSE). Ambas pruebas son organizadas por el Instituto Cervantes.

Puedo certificar mi origen pero no mi especial vinculación. ¿Qué puedo hacer?

El número 6) abre la puerta a varias circunstancias, como es por ejemplo tener residencia legal en España. Claramente al ser valorado en conjunto cuanto mayor número de circunstancias se reúna mayores posibilidades de éxito de la solicitud.

¿Pero, y si no es suficiente?

Al ser sefardí, poder probarlo y tener residencia legal, podrás seguir el procedimiento según la ley de nacionalidad por residencia. Que, como en el caso anterior, son necesarios los exámenes de idioma (según la lengua oficial de tu país de origen) y el de cultura.